LA BOHEMIA

 

            Cuánta agua ha corrido debajo del puente desde que JP Sartre y Simone de Beauvoir fueron considerados la “pareja Libre” del planeta. Todavía recuerdo con nostalgia esos intensos días en que una jorga de amigos (entre otros recuerdo a Ana Goechel, Vicente Polit, Gustavo Zambrano) nos apasionábamos por encontrarle la lógica al discurso del existencialismo filosófico.

            ¿Quiénes eran estos personajes que decían cosas que luego las oíamos en las canciones de los Beatles? De Sartre nos llegaban torrentes de textos y hasta gestos que nos parecían originales. En Quito los rebeldes íbamos al Café 77 a escuchar a los tzashicos y proponer, como originales, las ideas que en Europa comenzaban a envejecer.

            Cuando a nuestras playas llegó el aroma del Segundo Sexo todos nos prendamos del talento de Simone. Algunos machos fuimos capaces de vernos avergonzados en ese espejo genial que pone a la mujer al mismo nivel del hombre. Juro que desde entonces he sido militantemente feminista.

            Pero sería injusto recordar a la francesa sólo por el libro rector del feminismo, olvidando cuando en forma novelada defendió el existencialismo de Sartre contra el racionalismo de Camus. Entonces me parecían inobjetables sus argumentos, hoy no tanto o cuando nos hizo llorar con Memorias de una joven formal o de su homenaje póstumo a Sartre con La ceremonia del adiós.

            Simone de Beauvoir es escritora para lectores auténticos. En su obra se encuentra condensado, desde la óptica de la rebeldía, lo mejor del pensamiento humano. Yo, que he sido un devoto de su obra, he descubierto un libro suyo que se titula La vejez. Ensayo enciclopédico que a la luz del Materialismo Histórico aborda el tema. En él nos ilustra, de manera genial, en como los pueblos del mundo han tratado a sus viejos.

La hora, 25-10-2017

 

 

Anuncios
Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿QUÉ NOS PASA?

            Cada mañana la ciudadanía se levanta con noticias atroces. Un padre que toma venganza de su ex mujer envenenando a sus dos hijos, otro que mata a machetazos a su conviviente por celos, otro que corta las manos de su ex pareja para que “no vuelva a tocar el miembro de ningún hombre”, otro que le prende fuego a la humilde casita de su conviviente con tres criaturas adentro y así, una larga lista de insólitos crímenes que son fruto del patriarcalismo y machismo que caracteriza a nuestra sociedad.

            ¿Hay alguien que se atreva a negar estos hechos?, ¿alguien que los considere pasajeros, o, lo que es peor, que cierre los ojos y se auto convenza de que no suceden? Desde mi perspectiva me parece imposible negarlos, pero es triste constatar que al respecto no todos pensamos igual.

            Hay un colectivo que con el hastag “#conmishijosnotemetas” inunda las redes sociales defendiendo a la familia patriarcal, cuna y causa de los bárbaros crímenes del machismo. Su defensa las ubica mentalmente en el medioevo, en la más cruel y fanática época del Tribunal de la Santa Inquisición.

            ¿Qué defienden?, ¿la sumisión de la mujer al macho?, ¿el derecho patrimonial del padre sobre sus hijos?, ¿la virginidad de las mujeres?, ¿la sumisión sexual?, ¿la ignorancia? ¿Qué defienden?

            Cómo pueden estos grupos ignorar la historia de las ideas. ¿No se han enterado de la irrupción del feminismo en la lucha contra la esclavitud de la mujer?, ¿no saben que la ideología de género es el derecho que tienen los que están atrapados en un sexo que no les corresponde?

            Krisnamurti, el respetable filósofo cuántico decía que, en una sociedad enferma, estar de acuerdo con ella, es estar enfermo y defender la enfermedad. Eso hacen grupos retrógrados como el de “notemetasconmishijos”

La Hora, 18-10-2017

 

Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

LA CONSULTA

            La fe pública debe estar sustentada en la confianza. Lo mismo para que el ciudadano confíe en lo que dice el Estado como en lo que le vende el tendero de la esquina. En lejanos tiempos bastaba la palabra.

            Hoy todo se ha vuelto deleznable. Hemos llegado a dominar de tal forma el arte de la apariencia que podemos afirmar que vivimos una realidad ficticia. Lo mismo en el ámbito público, como en el privado. Si nos comemos un jugoso pollo, resulta que está lleno de esteroides, si confiamos en la palabra de los políticos, pronto sufriremos una decepción. Lo más grave es que nos hemos resignado a la mentira, con lo cual nos estamos suicidando colectivamente.

            En este ámbito se ubica la famosa consulta impulsada por Moreno. Todas las preguntas son un engancha bobos que inducen a votar si por las dos ecológicas (Yasuní y minería). Es la mentira del Estado apoyada por los intereses privados locales y transnacionales. Después del escándalo de Odebrecht razones tenemos en suponer que detrás de consultas como la presente corren ríos subterráneos de dinero. Todos podemos estar de acuerdo en que no prescriban los delitos sexuales contra los niños e, inclusive, que RC no pueda reelegirse, pero eso es nada al lado de los intereses transnacionales de explotar los recursos estratégicos de la Cordillera del Cóndor.

            Reducir el área de explotación del ITT es una mentira frente a la verdad inobjetable de que no se lo debe explotar; prohibir la extracción metálica en áreas protegidas es contravenir el espíritu de la Constitución de Montecristi que prohíbe todo tipo de explotación minera.

            De los viejos tiempos hay que rescatar el valor de la palabra y condenar la hipócrita mentira, elevada ahora a categoría de Consulta Popular.

 

 

Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

EL GRAN ENGAÑO

Al fin encontró la justicia méritos para juzgar a Jorge Glas. La justicia, porque la opinión pública hace rato que lo considera un ladrón. Este episodio de nuestra Historia no puede pasar por alto, merece una reflexión.

El proceso que se inició en el 2007 comenzó con la energía de quienes irrumpen honestamente contra las fuerzas históricas de la corrupción. Los honestos se alinearon detrás de un líder que prometía el cambio. Ese líder, en cuanto triunfó, se dio cuenta que la tarea superaba sus fuerzas. Estando en el poder real, Rafael Correa se volvió conservador, pero siguió manteniendo el discurso robado a la izquierda revolucionaria. En ese punto comienza su engaño histórico.

Es un engaño colosal. Engaña a sus amigos, engaña a la oligarquía, engaña a los sectores populares y crea, a nivel nacional, falsas expectativas. Cuando sus más íntimos colaboradores se dan cuenta de que todo es mentira, les posee la “fiebre del oro”. Deciden robar sin medida. El mismo Correa se da cuenta de que no habrá otra oportunidad y guarda silencio ante la corrupción de alto vuelo. La Revolución Ciudadana se convierte en la cortina de humo detrás de la cual una pequeñoburguesía arribista da rienda suelta a sus pujos aristocráticos. Revolución de las apariencias, revolución de la mentira, revolución sin otro rumbo que el del fracaso.

Lo curioso es que un compañero de ruta le ha dicho a Correa y a sus seguidores, dejemos la mentira a un lado, presentemos al país nuestro rostro verdadero, no todos somos iguales ¿Es esto un mérito? Creo que sí.

Los sectores populares deben comprender este mensaje. Están solos, no pueden confiar en los caudillos, se trata de una lucha a muerte por la sobrevivencia que jamás la ganarán si no tienen su propia alternativa.

La Hora, 04-10-2017

 

 

Publicado en EDITORIALES | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

¡VIVA GUILLERMO!

            ¡Aplausos para Guillermo Lasso! Acaba de descubrir lo que la “izquierda boba” y los sesudos analistas de toda pelambre no han podido hacer desde cuando el licenciado ganó la presidencia, que Rafael y Lenin son la misma cosa.

            ¡Claro que lo son! Son esos políticos que están convencidos, moral y políticamente, que quitarles un bocado a los poderosos es revolución, esos políticos que creen que con ponerle una pincelada de color al paisaje sombrío de la pobreza y la injusticia están cambiando el mundo. Claro que lo son, señor Lasso, usted ha dado en el clavo.

            Lo que usted dice es correcto para los de su clase. Tiene que haber un cambio para impedir que ese bocado no se lo quiten, un cambio para que nadie amenace la seguridad del dinero expatriado, un cambio para que no se les cobre impuestos a los millonarios, un cambio para reducir el gasto público y dejar a su suerte a la gente humilde, un cambio para que la justicia golpee a los de poncho  y perdone a los de cuello blanco, un cambio para seguir tapando esta cochina realidad en nombre de la democracia y la libertad.

            Usted lo ha dicho, Correa y Moreno son lo mismo, defienden el derecho a quitarles un mendrugo a los todopoderosos y que se peleen entre ellos sólo es cuestión de forma.

            Usted ha descubierto que RC y LM son lo mismo, pero lo que su ceguera de clase le impide ver es que eso no es revolución y que si usted los combate es porque su capricho de poderoso quiere que ellos hagan lo que usted dice. Se habrá dado cuenta que Lenin es una mansa paloma que con el diálogo terminará haciendo lo que usted quiere y también que Rafael siempre hará escándalo antes de someterse a sus caprichos

            ¿Por qué, entonces, se asusta tanto, señor Lasso, si como dice la canción, los cuatro pueden ser felices?

La Hora, 27-09-2017

 

 

Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

YA LLEGA

            Era previsible. Los políticos de visión corta, cuando llegan al poder, en lo primero que piensan es en reformar las Constitución. Se les infla el ego y sostienen que necesitan una Constitución “a su medida”. Esa es la razón por la cual los ecuatorianos refundamos el país cada cuatro años.

            El licenciado Moreno no es la excepción. Sin cualidades políticas para adaptarse a la actual Constitución, ahora se embarca en la aventura de adaptar la Constitución a sus ideas y concepciones, sin darse cuenta que ese proceso depende de los intereses que están en juego en la sociedad y no de los caprichos personales de nadie.

            La consulta popular planteada por LM no tiene otro fin que salirse del camino trazado por la RC y, desde esa óptica, lleva la de perder, porque una elemental lógica nos dice que las bases de AP votarán NO a lo que Lenin pregunte. Lo insólito es que su propio presidente les está pidiendo que cambien el rumbo.

            Si Lenin planteara la consulta en la perspectiva de radicalizar los postulados originarios de la RC, entonces se explicaría, pero no se puede confundir proyecto con corrupción y caer en brazos de la oligarquía. Desde el triunfo de Correa en el 2006 he sostenido que la RC, para salvarse, necesita más revolución. Ni Correa, peor Lenin, tienen agallas para radicalizarla.

            Ahora Lenin dice acordarse del “soberano”, porque la constitución del 2008 le queda estrecha a la anatomía de la oligarquía. Los ciudadanos que queremos una mejor suerte para el Ecuador ya estamos cansados de que se tome el nombre del pueblo para alimentar los apetitos de las élites, ya va siendo hora de levantar un proyecto propio, enraizado en el pueblo, capaz de hundir en la derrota a los oligarcas disfrazados de revolucionarios y a la rancia oligarquía de siempre.

La Hora, 20-09-2017

 

 

 

Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

GABRIELA REVOLUCIONARIA

            A cien días del gobierno de Lenin está claro que se prepara un golpe de timón para girar 180 grados el curso de la RC. Moreno quiere pasar de la prevalencia de lo público a la prevalencia de lo privado. La agenda de Moreno no es la de AP. ¿Cómo, entonces, gobernar con la camisa de fuerza del proyecto aliancista?

            Es en ese marco que Moreno concibe la tan promocionada consulta popular. Su objetivo es inclinar la balanza a favor de lo privado y eso quiere decir romper los candados constitucionales para concesionar todo, de ser posible hasta el aire que respiramos. Eso se llama neoliberalismo.

            Gabriela Rivadeneira tiene razón cuando declara que AP tumbará a Moreno. Pero, la pregunta que surge es: ¿para qué?

            Cristian Zurita acaba de desnudar al imperio de Eljuri en el Ecuador, con lo que se demuestra cual es la verdadera naturaleza de la economía nacional, porque, para desgracia nuestra, Eljuri no es el único, igual de portentoso es el poder de otros pocos grupos económicos. En los intersticios de este inmenso poder corporativo se encuentra el humilde ciudadano tratando de sobrevivir, luchando a brazo partido para llevar el pan a sus hijos.

            No es justo. Este sistema no es justo. Durante diez años la RC nos hizo creer que estaba haciendo una revolución, pero fortaleció el sector público sólo como fuente de corrupción, mientras alimentó a las alimañas que se comen entero el Ecuador.

            Ahora que Gabrielita amenaza con tumbar a Moreno la pregunta es: ¿para qué? ¿Para disputarse los favores de Eljuri y sus empresas?, ¿o de los otros monopolios que dominan la vida nacional?

            Rafael Correa, el capitán araña de la RC, debería venir para enfrentar este poder y no andar justificando sus propios errores y la corrupción de los amigos de su gallada.

La Hora, 13-09-2017

 

Publicado en EDITORIALES, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario