EL PERDON

            En Canadá y Australia ya se practica el perdón. Esas sociedades tratan de lavar con lejía su culpa histórica de racismo y discriminación. Lo que no está mal si se considera que el primer paso de la curación es aceptar la enfermedad.

            El Papa Francisco en México pide que sigamos ese ejemplo. Exhorta a que les pidamos perdón a los indios. Pero, primero, ¿quiénes tienen que pedir perdón? Y, segundo, ¿de qué se les tiene que pedir perdón?

            En América los indios fueron sometidos por los colonialistas europeos, al norte y al sur del Rio Bravo. Los anglosajones masacraron a los indios o los anularon en las “reservas” y los españoles y portugueses los esclavizaron. En ambos casos partieron de la errónea visión antropológica de la inferioridad racial del “otro”. En Norteamérica la brutal discriminación racial preservó el orgullo de la raza, en Sudamérica, la mezcla obligada produjo lo que Octavio Paz llamara el “malinchismo” o sometimiento mental al conquistador. De tal manera que los que tienen que pedir perdón son los colonizadores y sus herederos, los que hasta hoy mantienen esa mentalidad, siendo obvio que el perdón no es suficiente. Tiene que estar acompañado de medidas políticas que ubiquen a los pueblos originarios en el lugar que les corresponde.

            Y se les tiene que pedir perdón, sobre todo, de haber destruido la base productiva que fue soporte de su vida durante milenios. Los europeos destruyeron la forma que tenían de producir sus alimentos, basada en la propiedad colectiva de la tierra. Al hacerlo los convirtieron en parias y les obligaron a estar de rodillas. De esto los colonialistas de hoy tienen que pedir perdón y devolverles a los pueblos originarios su derecho a la tierra.

            Si eso no se cumple, el perdón nada significa.

La Hora, 17-02-2016.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EDITORIALES y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL PERDON

  1. José dijo:

    El perdón es absolutamente inutil. En primer lugar los que pedirian perdón son los posibles descendientes de los que hicieron los daños a los descendientes de las víctimas y a veces son descendientes de ambos. En segundo lugar no provoca ningún cambio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s