AQUÍ, COLOMBIA

            Hace algunos años, un joven colombiano de nombre Andrés, golpeó la puerta de mi pequeño negocio y me pidió trabajo. Le pregunté que qué sabía hacer y como a la defensiva me contestó que de todo, menos robar. Yo necesitaba un diseñador gráfico y resultó un genio para el oficio.

            Entre página y página solíamos conversar. “Uribe tiene claras las cosas, va a acabar con la guerrilla y luego a implantar la justicia social.-me dijo un día. “No -le contesté-.Va a ensangrentar más a Colombia.”.

            Juan Manuel Santos firmó la paz con la guerrilla. Hoy un ex guerrillero va por la presidencia con un uribista. La tendencia progresista, encabezada por Petro, supera a la derecha cavernaria de Uribe. El mensaje está claro. La olla de presión colombiana ya no amenaza con estallar. Si prima la razón, en Colombia Petro podría ganar.

            El progresismo de Petro jugaría el mismo papel que ha jugado en el resto del continente, ser una tabla de salvación para el capitalismo atrasado de nuestros países, porque por mucho que Petro quiera no podrá escapar a la fuerza succionadora del capitalismo corporativo mundial, de los intereses yanquis y de la misma oligarquía colombiana, pero los beneficios directos de un gobierno del ex alcalde serían la disminución de las tenciones sociales y el reacomodo de las fuerzas de dominación obligadas a ceder una tajada del pastel.

            Como no es Venezuela ahora casi nadie toma en cuenta el abstencionismo en Colombia, que casi es similar al venezolano. La derecha puede volver a Ganar en la persona de Duque, pero sería el peor negocio para los colombianos. Creo que el progresismo de Petro es en Colombia una necesidad, como lo fue en el Brasil de Lula y en el Ecuador de Correa. La vuelta revolucionaria del pueblo, es otra cosa, está en camino. Seguro.

La Hora, 30-05-2018

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EDITORIALES, Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a AQUÍ, COLOMBIA

  1. Jose dijo:

    No niego que la decisión ahora es muy difícil, yo hubiera votado por Fajardo.
    Pero Ud. dice: “Creo que el progresismo de Petro es en Colombia una necesidad, como lo fue en el Brasil de Lula y en el Ecuador de Correa.”
    Yo solo voy a hablar de Correa, si asumimos que Petro es similar a Correa entonces, mi sentido pésame a Colombia, el resultado sería un endeudaminto descomulal, una corrupción increible para crear una nueva oligarquía que desplace a la tradicional y todo ese venenozo coctel aderezado con una pizca de clientelismo político. Pobre Colombia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s