¿Y LA TEORIA…?

            Si a un maestro carpintero le pedimos que nos haga una mesa, lo primero que nos va a preguntar es cómo la queremos, si redonda, cuadrada, con cuatro patas o seis, lo que supone tener una imagen previa en nuestra cabeza de la mesa. Igual si nos vamos de viaje, trazamos en nuestra mente la ruta a seguir. Aunque aparentemente el camino de la teoría sea teoría-práctica-teoría, en realidad es práctica-teoría-práctica. La mesa y la ruta no podrían estar nunca en nuestra mente sin que medie la experiencia, es decir, la práctica.

¿Se podrá construir un país sin una teoría previa? No, definitivamente no. Todas las dificultades, inclusive tragedias, que vive el Ecuador, se deben a que no hemos cumplido con este “detalle”. La práctica histórica, desde la fundación de la república, ha dado como resultado un país de desigualdades, de injusticias, de racismo, de hambre y desempleo. La práctica histórica nos dice a gritos que tenemos que cambiar.

Todas las teorías de desarrollo se han aplicado en el Ecuador: liberalismo, económico, neoclasicismo, keynesianismo, neoliberalismo, el desarrollo humano de Amartya Sen y  hasta las seudosocialistas del progresismo y ninguna ha dado resultados positivos. El argumento de que todas son buenas pero han sido mal aplicadas, no es sino la excusa de aquellos que con el “borra y va de nuevo” siguen lucrado de la situación

Una nueva teoría de desarrollo se impone si queremos sacar al Ecuador de la desigualdad. Tenemos una práctica histórica que nos da todos los elementos para crearla, a nivel nacional e internacional. Tenemos los ecuatorianos, además, la ventaja de pertenecer a la región interandina, en cuyas raíces buscaremos la esencia del Sumak Kawsay americano, que nada tiene que ver con el Buen Vivir aristotélico.

La Hora, 19-07-2017

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EDITORIALES y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Y LA TEORIA…?

  1. José dijo:

    Y cuando nos muestra una verdadera teoría?

    Me gusta

    • modesjor dijo:

      José: yo trabajo en ella porque considero que el papel de todo revolucionario es hacer un esfuerzo teórico para darles luz a las nuevas generaciones; otros se han dedicado a quejarse y a competir con los que dicen lo mismo pero con otras palabras. En ese juego de bobos no participo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s