LA GUERRA, ESE MONSTRUO

            El imperio más grande de la modernidad nunca ha librado una guerra en su territorio. El cuestionado ataque terrorista a las Torres Gemelas fue apenas un pinchazo hipodérmico comparado con las masacres brutales de las dos guerras mundiales. Sin embargo, el imperio norteamericano tiene tachonado el planeta con sus bases militares y libra, fuera de su territorio, guerras absurdas.

            Durante la guerra fría los yanquis inventaron el concepto de “guerra limitada”. Decían que con conflictos focalizados en distintos puntos del planeta se podría evitar la guerra total. Creían que su superioridad bélica les hacía invencibles en el mundo. En Vietnam se dieron con la piedra en los dientes.

            ¿Lo hacen por qué son los adalides de la libertad o por qué son los defensores de la democracia? Nada de eso, la única razón que existe es que el ejército norteamericano está concebido como una descomunal empresa de fabricación de armas, cuyo objetivo final es matar gente con bajos costos y altos beneficios. La empresa criminal más grande del mundo.

            A los yanquis, la concepción empresarial de la guerra les impide ver la dignidad de los pueblos. No pudieron en Vietnam, tampoco en Iraq ni en Afganistán, ni podrán jamás en Palestina. Su diabólica política creó el Estado islámico que ahora amenaza con devorarles por una pata. Putin ha decidido intervenir a favor de los intereses de Siria, los yanquis no pueden bombardear a los yihadistas, Europa tendrá que apoyar a los yanquis, la “guerra limitada”, como concepción, se derrumba. El negocio de la guerra está triunfando, sólo que ahora, en una “guerra total”, la eficacia de las máquinas de matar es cinco mil veces superior a las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

            ¡Madre mía! Sólo nos queda decir ¡amén!

La Hora, 7-10-2015

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EDITORIALES y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA GUERRA, ESE MONSTRUO

  1. Ernesto dijo:

    Opinión: La bellaquería ruso americana
    https://blu181.mail.live.com/?tid=cmnBJf5Oxs5RG-EQAjfeN40g2&fv=1&fid=flinbox
    Humberto Decarli
    HUMBERTO DECARLI R.
    hachedester@gmail.com
    La reciente visita de Vladimir Putin a Washington fue para negociar la pervivencia del presidente sirio Bashar Al Asad a cambio de intervenir en la guerra intestina de ese país buscando la estabilidad política incluyendo la derrota del ISIS y demás grupos opositores.

    Es conocida la enorme relación económica y armamentística entre Damasco y Moscú y de allí el interés del premier ruso en la zona. Esa es la real causa de la presencia de la fuerza aérea, la armada y los asesores militares del país del estalinismo con bases militares en el noroeste sirio.

    ANTECEDENTES

    Ya Rusia había tenido un precedente en su protección al gobernante Asad y fue cuando Estados Unidos los presionó para la entrega de las armas químicas empleadas por su ejército. Ante la amenaza de ataque americano, el canciller Serge Labrov visitó a Bashar Al Asad y lo convenció de la pertinencia de entregar las armas químicas para evitar el asedio de los Estados Unidos. Allí se fraguó la primera salvación del tirano de la dinastía Al Asad.

    Con el transcurso del tiempo el gobierno sirio, luego del estremecimiento de la denominada primavera árabe, ha venido perdiendo la guerra. En principio, occidente armó al Ejército Libre de Siria, coalición de opositores que alcanzó a controlar la segunda ciudad, Alepo. No obstante, con el acuerdo de Moscú con los americanos en el affaire de las armas químicas, Europa y los Estados Unidos redujeron el apoyo a esa federación de grupos armados contra la tiranía siria.

    Sin embargo, el renacer de Al Qaeda, el surgimiento del Estado Islámico, la resistencia dirigida por el Partido de los Trabajadores de Kurdistán y una miríada de sectores armados islámicos y laicos, ha llegado a complicar al gobierno de Damasco, quien cuenta con la simpatía de Irán, muy disminuido por la caída del barril petrolero, y de Hizbollah, la organización chiita libanesa.

    LA SITUACIÓN ACTUAL

    En los actuales momentos este país inventado por el colonialismo franco-inglés después de la decadencia del imperio otomano y establecido en el tratado Sikes-Picot, atraviesa una descomunal crisis política expresada en el fraccionamiento del poder en todo el espacio físico del mismo.

    En primer término, la provincia norteña de Rojave fronteriza con Turquía, ha sido tomada y organizada por los Kurdos encabezados por el P.K.K., el Partido de los Trabajadores del Kurdistán. Han organizado un esquema asambleario democrático, hay igualdad de género en una región ultramachista e incluso han adoptado esquemas civilizatorios nuevos como la promoción del vegetarianismo.

    Segundo, la sucursal de Al Qaeda, el Frente Al Nusra, ha alcanzado dominar la región limítrofe con Jordania y la provincia de Idlib.

    Tercero, el Frente Islámico reúne a varias formaciones musulmanas con autonomía y diferencias con el Frente Al Nusra y el Isis. Al igual que la representación de la Base, tiene personas en armas en el mismo espacio, esto es, en la noroeste sirio.

    Cuarto, el Ejército Libre de Siria es una coalición de fuerzas armadas y financiadas por occidente, originalmente el eje central de la oposición a Bashar. Sin embargo, se ha venido a menos luego de la negociación de los rusos para salvar a su pupilo árabe. De todas formas, mantiene alianzas con varios grupos, entre ellos el Frente Al Nusra para enfrentar enemigos comunes como el Daesh y las tropas gubernamentales. Tiene presencia en Homs, Alepo, Latakia y en distintas ciudades del país.

    Quinto, Hisbollah, la liga chiita libanesa se encuentra dando apoyo al gobierno de Damasco por la alianza con Irán. Ocupa la franja limítrofe con el Líbano y ha otorgado ayudas operativas a Al Asad.

    Sexto, la administración de Damasco quien controla aproximadamente el treinta por ciento del territorio con oposición armada en muchas partes.

    Séptimo, El Estado Islámico, Isis o Daesh, es la organización islámica sunita que ha creado un califato con amplios territorios en Irak y en Siria, donde controla aproximadamente el cincuenta por ciento de su espacio. Está dirigida por el califa Al Bahdadí, sobreviviente del grupo creado por Al Zarqawi, se financia con el gas y el petróleo sirio, el cual domina y administra, e iraquí, amén de las transferencia de los países petroleros de la península arábiga. Han establecido su capital en Al Raqqa, ciudad situada al norte desde donde expande su terrorismo.

    Octavo, occidente interviene en esta nación árabe con ataques aéreos americanos, franceses, británicos, jordanos y Turquía, aunque esta última presiona además a los kurdos del norte de Siria. Desde Jordania entregan armas y material de guerra a los grupos filiales.

    Noveno, Rusia tiene a su armada en el mediterráneo sirio y bases aéreas en varias partes. Su apuesta es por el presidente Bashar Al Asad, protegido desde siempre, derivado de la gestión de su padre Hafez Al Asad con los soviéticos.

    IMPOSICIONES DE LAS GRANDES POTENCIAS

    Estados Unidos tiene una política para la zona debido a sus intereses de importación petrolera de Arabia Saudita y aspira a la estabilidad de la zona en consecuencia. Ha apoyado al Ejército Libre de Siria pero condicionado a los vaivenes del desarrollo de la situación. Viene de una victoria diplomática y política al obligar a los iraníes a ser supervisados en su programa atómico gracias a las sanciones económicas a Persia quien se vio obligada a acceder por la baja del petróleo de una economía dependiente del oro negro.

    Europa depende mucho del petróleo del golfo pérsico y de allí sus apetencias en la región. El Estado islámico ahora es tomado en cuenta por la presión migratoria desde Siria hacia varias partes del viejo continente. No quieren a Bashar Al Asad pero en todo caso una solución negociada podría ser aceptada en beneficio de la paz en la zona como garantía del flujo petrolero.

    Rusia, un país afectado por la caída de los hidrocarburos y con una economía básica porque depende de los commodities, ha venido desarrollando un enorme gasto armamentístico para estimular el patriotismo de la población y de esa manera esconder las dificultades económicas y financieras. Asimismo, para dar la sensación de recuperación como potencia militar posee presencia en Ucrania, Siria y efectúa movimientos de presión hacia los países de la O.T.A.N.

    El protegido de Putin es el sanguinario gobernante de Siria, Bashar Al Asad, debido a su estrecha relación comercial. Les interesa mantenerlo para así continuar con el flujo comercial que oxigena a Moscú, a costa del hambre y la violencia con secuelas nefastas en la sociedad árabe. Los ataques de los Sukhoi son indiscriminados, no tan solo contra el Isis porque su telos es la continuación del sátrapa de Damasco.

    Es interesante indicar que la izquierda tradicional y la estalinista en particular, ha apoyado al accionar ruso y al gobernante déspota de Siria, como una referencia internacional haciendo abstracción del significante de los liderazgos ruso y sirios, quienes representan la arbitrariedad y al autoritarismo. No es accidental que Venezuela sea uno de los gobiernos aliados de Al Asad.

    PERSPECTIVAS

    No se puede hacer un diagnóstico preciso del resultado de la confrontación en un país creado por el colonialismo europeo. Empero, se puede avizorar intereses claros de parte de Europa, los Estados Unidos, Rusia, Irán, Arabia Saudita y Turquía, todos participantes en la geopolítica en Siria, Irak y todo el Oriente Próximo.

    El statu quo confirma al militarismo como fórmula gubernamental. Quien triunfe, sea el Estado Islámico, Al Qaeda o Al Asad, será una expresión despótica. Apenas si la experimentación de los kurdos en el norte constituye una excepción a un universo donde las armas dirimen las diferencias con la imposición de un pensamiento único.

    Igualmente, los Estados de las potencias ajenas a esta región están en la obtención de ventajas para sus aspiraciones sin importarles para nada la suerte de los hombres y las mujeres de este interesante lugar del Medio Oriente. Sería una frustración más del hipotético despertar conocido como la Primavera Árabe.

    HUMBERTO DECARLI R.
    hachedester@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s