ULTIMA IRA

Señor licenciado Lenin Moreno:

            Con todo respeto permítame no llamarle Presidente Constitucional de la República del Ecuador. ¿La razón?, porque usted no ha sabido hacerle honor al cargo que el pueblo ecuatoriano le dio a través de las urnas. No exagero. Hagamos una breve reseña.

            Lo primero, usted llegó a la presidencia con los votos que le dio la Revolución Ciudadana. El apoyo electoral a este proyecto era el apoyo a tres propuestas fundamentales:

            1) entierro definitivo de la partidocracia,

            2) superación de la crisis múltiple en que estábamos inmersos y

            3) soberanía nacional.

            Pero en cuanto llegó al poder, usted se declaró enemigo de esas propuestas. Eso, aquí y en cualquier parte del mundo, se llama traición. Usted no es presidente legítimo del Ecuador porque ha engañado a sus electores. Ahora usted gobierna con la partidocracia corrupta, en lugar de superar la crisis múltiple la ha ahondado y se ha entregado, sin vergüenza ni pudor, al gobierno norteamericano.

           ¿Cuál su justificación? Que cuando llegó a Carondelet descubrió cuan corrupto fue el correato incluido su líder y sus principales dirigentes. Para dar ejemplo de su lucha contra la corrupción decapitó a su legítimo vicepresidente y conformó un Consejo de Participación Ciudadana Transitorio cuya misión es la de no dejar ídolo correista con cabeza y a cuyo frente puso a un anciano, eterno alcahuete de la derecha.

            El camino correcto era la denuncia de la corrupción y gobernar en función de los ideales de la Revolución Ciudadana que le llevaron al poder. Así usted pudo darle continuidad al proceso y granjearse el apoyo popular. La Historia le hubiera aplaudido y el pueblo ecuatoriano, conmigo en primera fila, lo hubiéramos hecho; pero ni el pueblo, ni yo, podemos aplaudir a un traicionero usurpador del poder sin méritos propios. Por eso no le puedo llamar señor Presidente.

            Segundo, en dos años usted superó el endeudamiento externo que Correa adquirió en sus diez años de gobierno. Para justificar semejante barbaridad nombró a los representantes de las cámaras en los puestos claves de la economía, con lo cual entregó la nación a la oligarquía. Para hacerlo usted ha tenido que convertirse en un colosal mentiroso que miente por cada diente para justificar tamaño desatino histórico. Mentirle al país diciendo que la adquisición de una deuda superior a los diez mil millones de dólares es para el bien de nuestros niños le convierte en un  farsante, sólo comparable con los magos de feria para los cuales la fuente de la eterna juventud está a la vuelta de la esquina. Por mentiroso no puedo distinguirle con el trato de presidente de la república.

            Además, se llenó la boca con el cuento de hacer en el país una cirugía mayor a la corrupción. Nuestro pueblo suele decir que, para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado. Usted ha designado sabuesos para rastrear el camino de la corrupción de su antecesor y sus lugartenientes y más allá del odio que demuestran no han encontrado hasta ahora un solo real escondido, ni en sus billeteras ni en los paraísos fiscales. Mientras que a usted y su familia le han explotado en la cara las evidencias de su corrupción. No puedo llamarle presidente a quién siendo ladrón, “rueda” gritando que cojan al ladrón.

            Por último, después de diez años de altivez y soberanía, sostenida por un presidente que para mí debió ser más radical, usted se ha sumado al coro de los áulicos del gobierno “civilizador” de los Estados Unidos. ¿Cómo le puedo llamar presidente si, pasándose la voluntad popular por bendita sea la parte, se atreve a invitar a un demente usurpador que se dice presidente de Venezuela sin haber recibido ni un solo voto de los venezolanos? ¿Qué consecuencia tiene usted con los intereses del pueblo latinoamericano si las reglas de su democracia sólo juegan cuando favorecen los apetitos de las naciones poderosas? Usted ha llevado la dignidad del pueblo ecuatoriano al nivel de los reptiles, usted no representa el orgullo, dignidad y soberanía del pueblo ecuatoriano, es, en todos los sentidos, un usurpador, tanto o peor que el auto proclamado Guidó.

            ¿Cómo cree, señor licenciado, que yo le pueda llamar Presidente de los ecuatorianos?

            Por estas razones me atrevo a tomar prestado el título de un post visto en las redes sociales que no dice ¡ULTIMA HORA!  Si no ¡ULTIMA IRA!

Atentamente:

Jorge Oviedo Rueda

06-03.2019


Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL PAÍS QUE QUEREMOS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ULTIMA IRA

  1. Jose dijo:

    Aqui Ud. se desemascaró, demostró ser un correista total. Su carta contiene un cumulo de falsedades e inexactitudes.Y no es que no hay que criticar a Moreno. Moreno fue complice del correato y tiene un gran rabo de paja y propiedades inexplicables en paraísos fiscales y en Europa.
    Correa jamás se propuso eliminar a la partidocracia sino sustituir a los partidos corruptos por uno solo más corrupto aún Alianza País.
    En cuanto a la soberanía firmó con toda la partidocracia (menos el MPD) la CONVEMAR mediante la cual perdimos las 200 millas de mar territorial y los Estados Unidos (o China) podrían poner a 13 millas un portaviones nuclear y entregó el petroleo a los chinos. ES ESO DEFENDER LA SOBERANIA?
    En cuanto al “legítimo vicepresidente” es el tesorero de la mafia que nos gobernó y merece estar 30 años en la carcel.
    En cuanto al “anciano alcahute” que Ud. menciona decapitó a casi todos los correistas corruptos.
    Es cierto que entregó a las cámaras el manejo de la economía pero Moreno tiene un apoyo popular tan endeble que tenía que buscar otro apoyo.
    Decir que “en dos años usted superó el endeudamiento externo que Correa adquirió en sus diez años de gobierno” es una total falsedad, el endeuadmiento de Correa es de 70000 millones y no es nada frente a los 10 000 millones de Moreno que se vio obligado a hacerlo porque no se puede reducir el endeudamiento rapidamente.
    Es verdad que lo único que ha hecho Moreno es una cirugía plastica a la corrupción y por eso no ha encontrado pruebas de la corrupción del correato ni recuperado el dinero robado.
    Por último Ud. califica a Guaydó de demente pero se olvida del fraude electoral con el cual ganó Maduro y de la “Asamblea Constituyente” “elegida” al puro estilo de Benito Mussolini que no ha redactado ni un solo artículo de la constitución. A proposito Ud. sabe cuantos votos tuvo Diosdado Cabello, “Presidente” de la “Asamblea”. Nadie lo sabe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s